Estás navegando aquí
Home > Editoriales > ¡Privilegios de la edad!

¡Privilegios de la edad!

Hoy somos privilegiados. Hace ya algunos años, quizá más de 20, buscar información de un algún juego de Nintendo, o de algún personaje, era algo muy complicado. Y ni que decir de poder conseguir alguna guía o tips de supervivencia en nuestro idioma para terminar algún nivel. Cuando se publicó Club Nintendo en México en el ya lejano 1991, las cosas cambiaron…

Se hizo casi obligatorio para los gamers, tener la “revista de Nintendo” cerca para estar consultando los mapas, los tips y los consejos para sobrevivir. Aun recuerdo esa platica con un viejo amigo que estaba por demás atorado en el juego de The Simpsons: Bart vs. the Space Mutants. En un momento de la charla le dije: “hay que acercarse a Maggie para pasar el nivel…” Su sorpresa fue grande. Pasó el nivel pero no el juego… terminé presentando mi revista para que pudiera terminar la aventura completa.

Como esta, se tejieron cientos de historias en las cuales, la revista se convirtió en fundamental no solo para entender los juegos, si no para crear toda una cultura de investigación y dedicación a los juegos de la clásica NES de 8 bits en un primer momento. No solo era acabar el juego por acabarlo… había cientos de cosas que descubrir en la mayoría de los títulos, algo casi imposible sin los consejos de la revista Club Nintendo.

A la par de esta útil información, en sus páginas había artículos relacionados con próximos lanzamientos y las novedades que planeaba la gran N para sus consumidores… y hasta fotos de gameplay de los juegos por venir… Sin duda una gran novedad!!!

Club Nintendo abrió las puertas de la cultura gaming en nuestro país y la forma en cómo vemos y entendemos los videjuegos. Hoy tienes a un click y en segundos, la información que deseas saber con fotos y videos al instante. Antes debíamos esperar un mes para conocer los detalles de ese juego que tanto esperábamos. Había encanto en todo esto: Espera 30 días para conocer las novedades en el mundo de Nintendo valía la pena. Terminar tu juego con el mapa a un lado, tenía sentido, poner los paswords que proporcionaba la revista y saltarnos ese nivel que tantos dolores de cabeza nos daba, valía la pena.

Como dije al inicio, hoy somos privilegiados y no por las redes sociales , YouTube o los smartphones, somos afortunados porque crecimos y nos formamos con la revista que impulsó todo un movimiento en nuestro país: Club Nintendo. Sí… somos privilegiados.

Comments

comments

Deja un comentario

Top