Estás navegando aquí
Home > Editoriales > La vida con un Nintendo Switch

La vida con un Nintendo Switch

No recuerdo estar tan feliz con una consola desde los años del Nintendo 64. El 3 de marzo cambió la forma en la que jugamos, en la que disfrutamos nuestra vida en lo que se refiere a videojuegos. Se acabaron los límites, se terminaron esos momentos en los que salir de casa representaba dejar de jugar.



Desde su lanzamiento, no ha pasado un sólo día en el que no haya jugado con mi Nintendo Switch. Termina con reglas que parecían eternas, como el necesitar una pantalla para poder jugar. Ahora la consola cuenta con su propia pantalla que nos permite disfrutar de sus títulos en modo portátil o bien, en modo TV, compartiendo el juego con alguien más.



Otro punto importante, es la rapidez. No importa si apagas la consola o si la dejas en reposo, siempre estarás jugando en cinco segundos, situación que resulta imposible para cualquier consola de la “competencia”, que entre actualizaciones, descargas e instalaciones, parece que lo que menos desean, es que sus usuarios jueguen.



Llevar el Nintendo Switch en los viajes, en visitas, es un sueño hecho realidad. No lo puedo describir de otra forma. Podemos tener la consola en la mochila, en el saco, e insisto, jugar en cualquier momento sin tener que esperar más de cinco segundos. 

Un mundo mágico como el de TLOZ: Breath of the Wild o el universo competitivo de Mario Kart 8 Deluxe al alcance de todos sin importar la situación. Pero eso no es todo. Vuelve el poder compartir la experiencia con amigos o hermanos.



Justo como pasaba en los años del Nintendo 64, ahora podemos reunirnos para poder jugar, ya sea cada quien en su consola o bien, en la misma, rompiendo las barreras que el juego casero nos ha impuesto desde hace años. Claro, tiene sus ventajas el jugar en una pantalla de mayor tamaño, pero lo cierto es que en esta vida moderna que no nos da un minuto de descanso, el poder llevar nuestros juegos a cualquier punto, es muy valioso.

¿Saben qué es lo mejor? Que sólo tiene cuatro meses en el mercado. Este mismo año nos quedan obras como Super Mario Odyssey, Xenoblade Chronicles 2 o Splatoon 2. Sin mencionar la gran cantidad de juegos de Neo Geo que salen cada semana y que hacen de Nintendo Switch, la consola perfecta para compartir, tanto por sus juegos como por los Joy-Con, que nos permiten jugar con alguien más.



La vida con Nintendo Switch es otra, es mejor y honestamente, ya no se debe dar un paso atrás. La innovación en funciones debe seguir en futuras plataformas de Nintendo, pero también se debe mantener este modelo, que no debemos olvidar, comenzó en el grandioso Wii U.

Seguramente, si tienes un Nintendo Switch, debes estar igual de feliz que yo con la consola. Pero no hemos visto nada, esta consola tiene mucho por ofrecernos, el futuro será maravilloso. Mientras lo esperamos, seguiré jugando Ultra Street Fighter II.

Comments

comments

Deja un comentario

Top