Estás navegando aquí
Home > Revisiones > Mace The Dark Age. Un juego obscuro y violento para Nintendo 64

Mace The Dark Age. Un juego obscuro y violento para Nintendo 64

Hoy les reseñamos un juego para N64, que quizá no fue tan comercial y/o popular en su momento (1997), pero que sin duda fue otro de esos títulos que sin mucho ruido, marcaron estándar en la calidad y dejaron ver que Nintendo no se iba a echar atrás en su nueva política de ya no censurar los juegos por violentos que fueran. Mace The Dark Age, es juego de pelea sucio, sangriento, lleno de elementos obscuros, malévolos, pero muy divertido y satisfactorio. ¿Lo jugaste?

En 1997, Atari/Midway publicaban para N64, y una poco conocida versión de Arcadia, Mace the Dark Age, un juego de peleas ubicado en la época medieval, donde el obscurantismo, la brutalidad y las practicas medio “satánicas” cubrieron ese periodo de la historia. Mace The Dark Age se sitúa en el año 1300 DC, donde Europa, Asia y Arabia, han sucumbido ante la peste y la hambruna debido a devastadoras guerras. Asmodeus un demonio quien posee una antiquísima arma (el Mazo Tanis) que proveía de inmortalidad y poder a quien lo poseyera, pero que convierte a su “amo” en un ser obscuro, que necesitaba de ser alimentado de sangre y muerte, es por ello que un corrompido Asmodeus se alía con siete señores de la guerra (la alianza de los siete) quienes por medio de las guerras, provén su “alimentos” a Asmodeus.

Varios guerreros de todos los continentes, se habían enterado de esta malvada alianza y declararon la guerra a Asmodeus para arrebatarle el Mazo y terminar con la locura que se vivía en la Tierra.

Con este retorcido argumento, arranca este estupendo juego de peleas en 3D que mezcla las armas de títulos como Soul Blade y la violencia de Mortal Kombat (Midway, claro), sin embargo, tiene un toque muy distinto y una personalidad única, sin ser copia, ni clon de la cantidad de juegos de peleas en 3D que se lanzaron en esos años. Se sentía fresco y muy atractivo en todos los aspectos.

Podrías primeramente elegir diez poderos guerreros: Mordor Skull (un guerrero medieval), Al Rashid, (un asesino árabe) Koyasha (una ninja japonesa) Lord Deimous (miembro de la alianza de los siete), Namira, (guerrera y asesina indú), Ragnar Bloodaxe, (un enorme Vikingo) Takeshi Tsunamui (un noble samurái) Taria de Castillo (una hechicera, hija de un miembro de la alianza de los siete) The Executioner (un verdugo con hacha y capucha) y Xia Long, (un monje ciego) pero por si esto fuera poco, (antes que existiera la pesadilla de las descargas extras por pago en los juegos) y mediante un cheat, podías agregar nueve personajes secretos, dando un total de 19 peleadores.

Cada peleador cuenta con movimientos representativos de sus técnicas de combate, además que las armas estaban muy bien balanceadas para no darle tanta ventaja a unos sobre otros (quizá Lord Deimos con su enorme espada de fuego, tenía cierta ventaja ahora que lo pienso…) lo que llevaba a tener combates cerrados y parejos. Podíamos realizar ataques verticales, ataques de frente, dar patadas, esquivar golpes, realizar combos muy espectaculares, así como un ataque especial y único por cada personaje.

Una vez, derrotado tu oponente podías realizar, mediante combinación de botones, una ejecución final y especial por cada personaje: desde empalamientos, decapitaciones, aplastamientos, desmembramientos y varias “linduras” más, coronaban el final de una sangrienta batalla.

Cada personaje tenía su escenario, por ejemplo, The Executioner te esperaba en su calabozo de tortura donde picos, hachas, guillotinas, lanzas, adornaban el lugar y obvio te dañaban si las tocabas, Al Rashid, peleaba en el desierto con trampas de arena, etcétera. Estos escenarios eran grandes e interactivos y no permitían que te quedaras mucho tiempo quieto, obligando a que las peleas fueran más agiles y dinámicas y que planearas un poco la estrategia para sacar ventaja de estos niveles para dañar mas a tu oponente.

Al final, debías enfrentarte al poderoso y enorme Asmodeus, directo en el infierno, y quien no resultaba sencillo de vencer, ya que sus ataques eran fuertes y devastadores: te vencía con tres o cuatro golpes. Ganarle era muy satisfactorio. Te hacías con el Mazo Taria y te convertías en el guerrero más poderoso del viejo mundo.

Mace The Dark Age, fue sin duda, una delicia en los juegos de peleas: era sangriento, obscuro, con una historia interesante y con gráficos, música y movilidad muy buena, que lo convierten en una parada obligada a quien gustara de este tipo de juegos y que llegó integro a la N64, sin ningún tipo de censura, lo que dejó ver el que los contenidos más maduros era bien recibidos en esta clásica consola de Nintendo.

Sin secuela que yo sepa, Mace The Dark Age, es un título clásico y único que debe ser reconocido como de lo mejor que salió en esa época dorada de cartuchos.

Comments

comments

Deja un comentario

Top